BUSCADOR BIOLOGIA

Búsqueda personalizada

Entradas populares

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Cada 12 de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Neumonía, un tipo de infección aguda del sistema respiratorio que afecta a los pulmones de millones de personas cada año. De hecho, es la principal causa de muerte de niños menores de cinco años por eso tratar la neumonía infantil es clave.

Esta enfermedad provocó 1,3 millones de muertes de niños en 2011, casi 1 de cada 5 niños. Los antibióticos como la amoxicilina son uno de los métodos más sencillos y baratos para combatir la neumonía, sin embargo, se administran a menos de un tercio de los niños con síntomas, y sólo una pequeña minoría la recibe de la manera indicada para niños pequeños. Administrando amoxicilina en forma de pastillas solubles en una pequeña cantidad de líquido o leche materna a los niños que se encuentran en riesgo de muerte, se podría evitar la muerte de cerca 1,56 millones de niños mayores de cinco años.

Es importante aprender a tratar una simple tos para que luego no se convierta en neumonía. Los síntomas más comunes de la neumonía son: tos, dolor torácico, dificultad al respirar, fiebre, sudoración, aumento de frecuencia cardíaca, escalofríos, flema, dolor de cabeza, dolores gastrointestinales, pérdida de apetito, congestión nasal y dolor en el pecho.


El 12 de noviembre fue la fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud para recordar a todos los países del mundo la necesidad de adoptar medidas para prevenir la neumonía a través de la vacunación de niños y adultos.

Que es la Neumonía.
La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones, los cuales están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que -en las personas sanas- se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.

Este padecimiento se origina por diversos agentes infecciosos -virus, bacterias y hongos-, siendo los más comunes los siguientes:

- Streptococcus pneumoniae: la causa más común de neumonía bacteriana en niños.
- Haemophilus influenzae de tipo b (Hib): la segunda causa más común de neumonía bacteriana.
- El virus sincitial respiratorio, es la causa más frecuente de neumonía vírica.
- Pneumocystis jiroveci es una causa importante de neumonía en niños menores de seis meses con VIH/SIDA, responsable de al menos uno de cada cuatro fallecimientos de lactantes seropositivos al VIH.

La neumonía puede propagarse por diversas vías. Los virus y bacterias presentes comúnmente en la nariz o garganta de los niños y adultos mayores, quienes son los más susceptibles, pueden infectar los pulmones al inhalarse.

También pueden propagarse por vía aérea, en gotículas producidas en tosidos o estornudos. Además, puede ser por medio de la sangre, sobre todo en el parto y en el período inmediatamente posterior.

Los síntomas de la neumonía vírica y los de la bacteriana son similares, si bien los de la neumonía vírica pueden ser más numerosos que los de la bacteriana.

Son síntomas de neumonía son:
- Tos
- Fiebre
- Escalofríos
- Pérdida de apetito
- Sibilancia (más común en infecciones víricas).


En casos de neumonía grave, los pacientes pueden presentar tiraje subcostal; es decir, depresión o retracción de la parte inferior del tórax durante la inspiración (en una persona sana, el pecho se expande durante la inspiración). En lactantes muy enfermos, la neumonía puede ocasionar incapacidad para consumir alimentos o líquidos, así como pérdida de consciencia, hipotermia y convulsiones.

0 comentarios:

Entradas populares