BUSCADOR BIOLOGIA

Búsqueda personalizada

Entradas populares

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO
Desde encéfalo y la médula salen pares de nervios craneales y raquídeos o espinales los que se conectan con todos los efectores y receptores del organismo formando así el sistema nervioso periférico.
Los troncos nerviosos tanto craneales como espinales, están formados de haces de fibras nerviosas (axones y dendritas). Los únicos cuerpos o somas de neuronas presentes en el sistema nervioso periférico son los de las neuronas sensitivas, reunidos en agrupaciones llamadas ganglios , cerca del encéfalo o la médula.

Nervios Craneales
De diferentes porciones del encéfalo emergen 12 pares de nervios destinados principalmente a los órganos de los sentidos, a los músculos y a las glándulas de la cabeza. Los mismos 12 pares, distribuidos aproximadamente a los mismos órganos y tejidos, se encuentran en vertebrados como reptiles, aves y mamíferos, pero los peces y anfibios sólo tienen los 10 primeros. Como todos los demás nervios, los craneales están formados por neuronas, algunos sólo de neuronas sensitivas (pares I, II y VIII) otros casi exclusivamente de neuronas motoras (pares III, IV, VI, XI, XII) y el resto de las dos clases. Uno de los nervios craneales más importantes es el nervio vago, el cual forma parte del sistema autónomo e inerva los órganos internos del tórax y parte superior del abdomen.

Nervios Raquídeos
Todos los nervios raquídeos son mixtos, o sea con componentes motores y sensitivos aproximadamente en cantidad igual. En el ser humano se originan a partir de la médula espinal en 31 pares simétricos, cada uno destinado a inervar los receptores y efectores de un segmento del cuerpo.

 Cada nervio sale de la médula en forma de dos raíces , las cuales se unen poco después para formar el tronco nervioso.
Todas las neuronas sensitivas entran a la médula por la raíz posterior en tanto que las fibras motoras en su totalidad salen de la médula por la raíz anterior.
El tamaño de cada nervio raquídeo está en proporción al de la zona que inerva, el mayor en el hombre es uno de los pares destinados a las extremidades inferiores. Cada nervio raquídeo poco después de la unión de las dos raíces se divide en tres ramas: la rama dorsal va a la piel y músculos del dorso; la rama ventral para la piel y músculos de los costados y abdomen y la rama autónoma con destino a las vísceras.
SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO
El corazón, los pulmones, tubo digestivo y otros órganos internos están inervados por un sistema especial de nervios llamado sistema nervioso autónomo, compuesto a su vez de dos partes: el simpático y el parasimpático. Este sistema autónomo consta únicamente de nervios motores y se diferencia del resto del sistema nervioso por diversos caracteres. El cerebro no tiene dominio voluntario sobre ellos o sea no podemos modificar a voluntad el ritmo cardíaco ni alterar la acción de los músculos del estómago e intestinos. Otro carácter importante del sistema nervioso autónomo es que cada víscera y órgano interno reciben una doble inervación: simpática y parasimpática de función antagónica, pues si unos nervios aceleran la actividad de una parte, los otros la deprimen. Así, mientras que el simpático acelera los latidos cardíacos, el parasimpático los reduce; mientras que el simpático contrae las arterias y aumenta la presión arterial, el parasimpatico dilata estos vasos y baja la presión arterial. Mientras que el simpático frena el peristaltismo del tubo digestivo, el parasimpático lo acelera.

ACTO REFLEJO
Un reflejo es una respuesta automática e innata a un estímulo dado, que sólo depende de las relaciones anatómicas de las neuronas que participan. Típicamente, un reflejo afecta a una parte del cuerpo, no a la totalidad de él. La flexión de la pierna como respuesta a un estímulo doloroso y la constricción de la pupila a la luz intensa son reflejos típicos. Reflejos son las unidades funcionales del sistema nervioso y muchas de nuestras actividades son el resultado de ellos. Hemos visto ya lo importante que son los reflejos para controlar la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración, la salivación, los movimientos del aparato digestivo, etc. Cuando pisamos un objeto punzante o nos ponemos en contacto con algo caliente, no esperamos hasta que el dolor sea experimentado por el cerebro y luego tras deliberación, decidimos qué hacer, nuestras respuestas son inmediatas y automáticas. El pie o la mano es retirado por acción refleja antes de experimentar dolor. Muchas de las actividades más complicadas de nuestra vida cotidiana, como caminar son rerguladas en parte por reflejos. Los existentes al nacer y comunes a todos los seres humanos se llaman reflejos heredados; otros, adquiridos posteriormente como resultado de la experiencia se conocen como reflejos condicionados. Los requerimientos anatómicos mínimos para una conducta refleja son una neurona sensorial, con un receptor para descubrir el estímulo, unidos por una sinápsis a una neurona motora que se adhiere a un músculo o algún otro efector. Este es el tipo más sencillo de arco reflejo y se denomina monosináptico porque sólo hay una sinápsis entre las neuronas sensorial y motora.

0 comentarios:

Entradas populares